Peeling químico

El peeling químico es un tratamiento no quirúrgico que permite cambiar tu piel eliminando aquellos cambios que se producen con la edad y el fotoenvejecimiento.
Reduce o elimina las arrugas, cicatrices, poros dilatados y manchas faciales.
Además permite estimular el colágeno por lo que la textura y la luminosidad de la piel también cambian.

Se utiliza una solución con ácidos que una vez aplicada en la piel y con un tiempo de efecto, permite eliminar las capas externas de la piel. Se aplica como una exfoliación facial y mejora la suavidad , la elasticidad y la textura de la piel. El rejuvenecimiento facial se consigue mejorando el tono, la textura y el color de la piel.

Aquellos pacientes con fotoenvejecimiento por exposición reiterada al sol, alteraciones en la pigmentación de la piel, acné, queratosis, flacidez cutánea, arrugas faciales, cicatrices o poros abiertos son buenos candidatos a un peeling facial

La historia del peeling es muy larga. Es uno de los tratamientos estéticos más antiguos que se han ido utilizado. Su demanda ha aumentado gracias a los efectos que se consiguen de manera rápida, simple y sin necesidad de cirugía.

Dependiendo del material utilizado, se conseguirá una exfoliación más superficial o profunda por lo que la recuperación posterior puede variar en unos días

Si quiere más información, pida cita con el Dr. Pérez Villar.

Tiempo quirúrgico
Tiempo quirúrgico

20 minutos

anestesia
Anestesia

No

recuperación
Recuperación

Inmediata

resultados
Resultados

Una semana

Ir arriba